Lifestyle

Brexit: De Oca a Oca y tiro porque me toca

Como siempre y casi sin pensar nos hemos plantado en abril. Por Inglaterra las estanterías de los supermercados y y los escaparates de las tiendas se llenan de huevos de chocolate, motivos florales y conejitos felices y multicolor. La Pascua ha llegado y como buenos comerciantes, el mercado quiere que te pille preparado. Mientras tanto por España, vuelve el invierto. Ya lo dice el refrán, en abril aguas mil, pues bien, este año el agua se ha transformado en nieve. 

Más de uno estará ahora cambiando las ansiadas vacaciones de Semana Santa de la playa y el calor a la estación de esquí. Porque si nos quejamos de la rutina, el tiempo ha venido a cambiarla. A dar vidilla a una Semana Santa que se perfila en un horizonte muy cercano. 

Los días que he pasado por España me han recordado lo diferente que se vive esta fecha en un país y en otro. Mientras que en Inglaterra dejé el universo del dulce y el color, España se inunda de púrpura, torrijas y limonada. Y prepara a golpe de tambor y trompeta la sintonía de las próximas dos semanas.

Cada uno que elija lo que más le convenga. Ahora de vuelta de nuevo a suelo británico, sigo viendo todos esos colores, pero bajo un marco de incertidumbre que sobrevuela por todo el Reino Unido. El futuro de los británicos, Europa y buena parte de la economía mundial se mece bajo los dictámenes de un grupo de políticos que no paran de jugar con el destino y las ilusiones de miles de personas. Incluso me da la sensación que ni siquiera son consciente de lo que manejan. Un futuro incierto que plantean a una sociedad partida por la mitad que, desde Londres hasta el pueblo más pequeño, llora la temida palabra Brexit

Un concepto que se vendió hace más de cuatro años siguiendo la mejor estrategia de marketing para que fuera calando muy hondo en el corazón, que no en la razón, de esos británicos resentidos con sus políticos y con una desconformidad social. Inmigración y dinero, conceptos muy sugerentes que desarmaron en 2016 al 51% de la población. 

Jamás la mitad más uno dieron tanto que hablar y generaron tanta incertidumbre y desconsuelo. A tan solo unos días de ver cómo se alarga de nuevo esta agonía, Europa y sus ciudadanos lloran desconsolados a sabiendas de que este proceso solo va a dejar atrás perdedores. Porque a simple vista nadie entiende quién o qué se gana. Porque si ni siquiera son capaces ponerse de acuerdo para aclarar fechas y términos…no me quiero ni imaginar cómo van a ser capaces, una vez el Brexit esté ejecutado, de lidiar con una población desencantada. Con un 49% de los británicos que apelan por vivir unidos a Europa. Que costará dinero, pero que trae paz. Por amparar leyes que hacen de Reino Unido un país integrador, no selectivo en cuanto a la inmigración y sustentar una moneda que en cuanto huele Brexit se desploma en los mercados. 

De modo que después del cómo nos separamos de Europa, la siguiente pregunta de UK será cómo hacemos para recuperar la confianza y el afecto de la mitad de la población que votó NO al Brexit o que ni siquiera fue a las urnas porque pensaron que este referéndum no tendría relevancia.

Seguimos para bingo…esto se está convirtiendo en el juego de la Oca donde la ficha azul se quiere comer a la roja, sin tener muy claras las reglas del juego. Y ahí es donde viene el problema donde sin términos claros ambas fichas quieren llegar a la casilla final de oca a oca y tiro porque me toca. Sin pasar por las demás casillas, desarrollando y siguiendo los pasos y plazos correspondientes. Mientras, lo único que hacen, es caer en la casilla de la cárcel y la posada, hablar sin sentido, perder el turno y esperar a que el rival ceda o lo haga peor. Qué clase de futuro sólido es ese. 

Británicos y extranjeros que se sienten ya parte de esta sociedad, que son muchos. Pelead y salid a las calles, gritad fuerte y uniros. Es la única salida ante una situación sin consuelo, sin razón y con un futuro incierto. 

FELIZ SEMANA 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *