Lifestyle

Castigados sin torrijas

El tiempo y su magia para volar ante nuestros ojos sin que nos demos cuenta. Las primeras flores anuncian entre agua y nieve que ya estamos en primavera. Pero este año es diferente a todos los demás. Los tambores de las bandas de las cofradías no repican en mi mente para recordar que es Semana Santa. Ni tampoco las trompetas. Sensación confusa. 

Desde pequeña mi cabeza ha asociado los ensayos de estas bandas con la inminente llegada de las vacaciones. Con el paso del los años significaba que volvía a casa unos días para disfrutar de la familia. Sin embargo este año, la tendencia británica hace que tenga que recordar todo esto en lugar de vivirlo. Cambiar estos ritmos por las tradiciones de Pascua que aquí también se celebran.

Pero olvidaros de procesiones, torrijas, silencio y limonadas. En un país donde conviven inmigrantes llegados de todas partes del mundo y donde la religión oficial es el protestantismo; se mantienen y respetan las tradiciones de todos los grupos religiosos. Celebrando así desde esta semana la Pascua Británica.

He tratado de informarme un poco para saber más allá de lo que se publicita en las tiendas, en qué consiste exactamente y ahí va el resultado.

El próximo domingo 1 de abril es el día principal del festejo. Conmemora la resurrección de Cristo y se celebra con carreras de huevos de  pascua, principalmente entre los niños, donde deben mantener intactos todos los huevos que previamente han decorado y buscar los que «el conejo de pascua» ha escondido (estos son de chocolate). Se dice que esta tradición es originaria de tiempos pre-cristianos cuando se hacían fiestas paganas donde el huevo simbolizaba una nueva vida, un nuevo comienzo y el inicio de la primavera.

Cada año la Pascua británica tiene una fecha que se decide en función de la luna. El primer domingo después de que haya luna llena, será pascua en Reino Unido. Y son días festivos el viernes previo a la pascua que conmemora la crucifixión de Cristo y es un día de reflexión y meditación entre la comunidad cristiana y el lunes y martes siguientes. 

La palma, la cruz, los huevos de pascual que en España son las monas, muchas de ellas ya con referencia al conejo, símbolo de la fertilidad e introducido por tradición alemana; son símbolos que también hacen referencia a estas fechas. Del mismo modo que una original cabalgata que hay en Londres donde se muestran los gorros decorados de forma artesanal y con mucho detalle. 

Todo esto como siempre bañado por un que en estas fechas puede ser acompañado por dos dulces típicos que inundan las calles. Los «Hot Cross Buns» que son unos bollitos con fruta y «Simnel Cake» una tarta a base de almendra y fruta. 

Este año cambio las procesiones por los huevos de pascua, el sol por «la bestia del este», las torrijas por los Cross Buns y la familia por  un nuevo grupo de amigos. Ya os contaré qué tal resulta… mientas tanto sed felices y disfrutad de las vacaciones si es que las tenéis. #befree

4 comentarios en “Castigados sin torrijas

    1. Lara disfruta de lo nuevo que te da la vida. Las torrijas ya nos las commos nosotros a tu salud salud jiii. en serio diviertete de lo nuevo que te ofrece la vida . Un beso muy grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *