Viajes

Chatsworth House; aristócrata por un día

Siéntete reina, príncipe o aristócrata dentro de las paredes de la mansión de Chatsworth. Rodeada de cientos de hectárea de verdes jardines, árboles, flores tropicales y fuentes por las que corre el agua viva sin reparos; se conserva desde hace más de 460 años este maravilloso paraje. Una mansión para soñar, para recrear vidas pasadas y para dejar volar tu imaginación sintiéndote tan rica que ni en una vida podrías gastar todo lo que por familia has heredado.

Chatsworth House es una de las atracciones más populares de la zona donde estoy viviendo en Inglaterra. Derbyshire, lo que viene siendo el condado de Derby es verde, auténtico, está cubierto de campos, de rebaños y de animales que viven salvajes rodeados de paz y naturaleza.

A Chatsworth se pude llegar en transporte público(bus), caminando en ruta o en coche. Nada más llegar allí y ver la dimensión de la propiedad y la organización que despliegan para que tu visita sea de lo más confortable, ya te puedes hacer una idea de la cantidad de libras que manejan. 

La entrada normal que por persona son £21 te da acceso al parking, te permite conocer la casa por dentro y sus más de treinta estancias abiertas al público y por supuesto pasear por sus jardines. Perderte entre la diversidad de sus árboles y plantas y admirar todo lo que la familia Covendish posee en pleno siglo XXI

Porque suena antiguo, pero desde 1549 que con el I Duque de Devonshire surgió esta maravilla de la arquitectura, Chatsworth ha ido pasando de generación en generación manteniendo su esencia de palacete y su decoración ostentosa y recargada propia de la realeza británica

Uno de los muchos guías que allí trabajan – porque aquello parece el Vaticano- nos comentó que no todas las habitaciones de la casa estaban abiertas porque los actuales Duques pasaban allí viviendo largas temporadas. Sinceramente a mi me resulta difícil creer que hoy en día gente de la categoría y el nivel económico que estas personas tienen decidan pasar su tiempo viviendo rodeados de turistas, en una casa que huele a siglo pasado y viendo como parte de su jardín se ha convertido en un organizado parking. Me los imagino más viajando por el mundo o viviendo en un lujos ático de Londres quedando a tomar té con los Beckham

Lo que está claro que mantener algo así no debe ser sencillo ni mucho menos barato. Pero para ello ya se han encargado de amortizarlo fijando – para mi gusto- un precio altísimo por las entradas. Sin duda resulta mucho más placentero pagar el parking, llevarte un picnic casero y disfrutar libremente de los jardines porque eso sí es algo único. 

Quizá viendo la foto a muchos os habrá parecido familiar o incluso reconocible, pero por si no ha sido así aporto el dato anecdótico hollywoodiense. Orgullo y prejuicio el maravilloso libro de Jane Austen del que se decidió crear una película, se rodó en el idílico ambiente de Chatsworth House. De modo que si os pica la curiosidad podéis ver la película y venir a visitarlo. Os reto a ver si conseguís encontrar a Mr Darcy…Yo ya lo he visto. 

Feliz semana 😀 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *