Lifestyle

La Capacidad Del Ser Humano

Hoy, en un acto tan sencillo como el de atarme los cordones, me he dado cuenta de algo curioso que jamás me había parado a pensar antes. Sentada en la cama preparando mis zapatillas para mi rutina deportiva me he percatado de la alta capacidad que tenemos, que tiene el ser humano en general, para adaptarse. Para determinar cómo sentirse mejor y encarar determinadas situaciones por las que nos hace pasar la vida. Tanto a niveles más extremos como con relación a cambios livianos o problemas de nuestra rutina del día a día. 

Cada uno de nosotros, como ya digo en mayor o menor medida, ponemos a fin de cuentas toda nuestra energía en sentirnos siempre lo mejor posible. Allá donde estemos o allá de quien estemos rodeados. El positivismo y las ganas de seguir adelante hacen que nuestro cuerpo y sobre todo, nuestra mente, se adapte y se mimetice con esas situaciones que nos llegan. Casi por instinto, casi por propia naturaleza. 

Al nivel general en el que nosotros vivimos y según mi experiencia, digo que somos capaces de adaptarnos de mil maneras. A vivir en una cultura diferente a la que nos hemos criado, a sobrevivir con nostalgia alejados de nuestras familias, a desarrollar nuestra rutina en climas menos soleados y a, pasado un tiempo de duelo, continuar sonriendo a la vida cuando alguien querido nos suelta de la mano. 

Nos adaptamos a vivir con un trabajo que nos estresa, a no tener trabajo. A los hijos o incluso a no tenerlos. A rupturas sentimentales ya sean de pareja o conflictos con amigos. Nos sobreponemos a prácticamente todo. Problemas de salud, de vivienda, económicos, de falta de concentración o pérdida de confianza. Salimos de todo, antes o después, el ser humano sonríe y disfruta de la vida con lo que tiene o con lo que ha elegido en cada momento, para cada etapa. 

Porque estoy segura que dentro de todos nosotros el lado positivo y las ganas de superarnos priman sobre todas las cosas. Y nos empujan a seguir. Y desde luego quiero seguir pensando eso. Porque cuando alguien me dijo que el ser humano es malo por naturaleza; yo me negué a creer, pensar o asumir algo como eso. Pese a estar motivada por toda esa vorágine que estamos viviendo donde el terrorismo, el cambio climático, la violencia machista y todo tipo de violencia en general, ocupan las portadas y titulares de todos los medios de comunicación. Pese a toda esa gente que se mueve por un odio irracional a la vida, creo que el mundo cuenta con muchos partidarios que velan por él. 

No dejemos de confiar en el ser humano. Esta ola de odio debe acabar. No caigamos en el pesimismo, ni dejemos que nos arrastre. Estoy segura que el ser humano es bueno por naturaleza. Y oye, si no es así y me estoy equivocando, para algo está la educación. ¿Quién está conmigo? Juntos somos mejores. ¡Feliz semana! 

Un comentario en “La Capacidad Del Ser Humano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *