LifestyleViajes

Senderos de energía

El Post de hoy llega un poco más tardío. Estoy por España y el ritmo cambia. Momentos para ver a la familia, disfrutar de los amigos y quedarte con la esencia de ese beso y ese abrazo de reencuentro que sabe a tanto. Que te devuelve a tu casa, a a donde siempre has sido feliz y donde siempre estarás bien rodeada. 

Dejo mi aventura inglesa aparcada por unos días. Y dejo a mi espalda unos días de sol que más tienen que ver con un verano canario que con un ambiente británico. Mito superado y contrastado; en Inglaterra sale el sol y además calienta. – ¡Qué bonito es este país cuando sale el sol!– comentó el pasado fin de semana mi novio – parece que todo se ve de otra forma– Y es verdad. 

Imaginaros una ruta de senderismo por un parque nacional – Peak District– en un día soleado, en un país donde llueve tanto; todo tan verde, tan auténtico y natural. Los árboles te sorprenden con sus mil colores y las flores inundan cada rincón. Cascadas salvajes cargadas de energía, dientes de león en las orillas para que pidas todos los deseos que tu mente pueda imaginar. Y aire, ese aire vital que te recuerda a un verano con tintes de tierra mojada, típico después de un buen chaparrón. Uno de esos que te dejan en calma que te hacen sentir como nueva.

Soy mucho de ciudad, me encanta pasear por sus rincones y aprovechar todas las oportunidades que te ofrece. Pero también me siento muy de campo. Ante la pregunta de si ¿rural o urbanita? la verdad me surgen un millón de dudas y no sabría qué contestar. ¡No lo tengo nada claro!

Quizá el haber nacido en un pueblo me condicione y me aporte ese punto tan castellano que hace que disfrute tanto de esas escapadas rurales, esas caminatas entre arroyos, árboles y silencio. Incluso parece que vuelves a conectar contigo mismo, te relaja tu rutina; no existe nada más importante que te saque de ese sendero. Solo importa seguir disfrutando del paisaje, la compañía y un buen bocata a mitad del camino. En una roca, una pradera, la ribera de un riachuelo frente a un molino. En mi caso he de confesar que en Inglaterra el tema del bocata pasó un poco a segundo plano – ante la ausencia de jamón y buen pan, poco se puede hacer– 

Sin embargo me veo obligada a contaros esta maravillosa ruta que realicé el pasado fin de semana por uno de los senderos de Peak District, concretamente en el pueblo de Ashford, porque me pareció que este parque nacional es una de las joyas de la corona británica. Recomendable 100%. No solo por las sensaciones que me aportó vivirlo y disfrutar de un paseo por la montaña, sino por la increíble belleza de sus auténticos pueblos británicos con sus casitas de piedras y su incombustible ambiente castizo. 

Los alrededores de Derby se han convertido en mi nuevo destino favorito. A pie, en bicicleta, caballo o simplemente dar un paseo por las carreteras comarcales en coche, inspira a cualquiera. Mar o montaña, playa o piscina, norte o sur, rural o urbanita; ¿por qué contestar? Quédate con lo bueno de cada sitio, disfruta y compártelo. Las cosas bonitas es mejor vivirlas bien rodeado. 

2 comentarios en “Senderos de energía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *