Viajes

Sueña despierto

Imagínate aferrado a la línea del horizonte. Caminando sin descanso, balanceándote ante tu destino. Desafiando la gravedad y el espacio que nos separa. Sintiendo nada, solamente tú. Tus sueños. 

Paso a paso, contando cada centímetro. Ganando la partida al tiempo. Experimentando con el infinito. Sintiéndote por un instante plenamente feliz. Solo tú y el mundo. Y ese cielo azul que ves por encima de las nubes. 

Coger un avión, ir en coche, barco, tren… lo que sea. Al final viajar te provoca eso. Puro sentimiento de felicidad. Aumenta tus ganas de investigar, de ver si respondes ante una nueva cultura. Tus endorfinas saltan ansiosas en tu interior animándote a ganarle la partida al día a día. Dejando paso a tu yo más inquieto. A ese yo que se merece las vacaciones que ha planeado.

Hace unos días cogí un avión que llevaba más de cinco años planificando. No hay nada mejor que reencontrarte con gente que hace tiempo que no ves y que entró en tu vida, fruto del azar, para crecer y disfrutar juntos de una de las etapas más bonitas, la universidad

Con el tiempo, el destino nos va llevando a cada uno por diferentes senderos. Cada uno camina para donde cree más oportuno. Sin embargo lo importante es que esos pasos, de vez en cuando, se encuentren en un cruce para volver a sentir que seguimos formando parte de la misma familia. A veces solo con una mirada es suficiente. Con una sonrisa. ¡Qué especial es este momento! Donde no se dice nada, pero se sabe todo.

Ahora, después de haber disfrutado ya de unos días de ese reencuentro. Sentada en una silla de diseño nórdico, cruzando el Báltico en barco, rodeada de rubios y después de haber trasteado por una de las ciudades más mágicas que he visto, Tallín. Paro y pienso en lo maravilloso que es el destino cruzando en tu vida gente que te completa. Gente sencilla, natural. Personas que te dicen las cosas buenas cuando las sienten y las malas cada vez que consideran que puedes mejorar. Gente con la que no se necesita medir las palabras, con la que te sientes libre a la vez que arropado. Gente con la que aunque pase el tiempo seguirá regalándote su mejor versión sin pedir nada a cambio. ¡Qué mágico es eso!

Llegar a conseguir conservar estos momentos. Disfrutar de ellos a miles de kilómetros de tu casa juntando dos de las mejores experiencias que te brinda la vida; los amigos y viajar.

Valora a quien tienes al lado, viaja y sueña despierto. La línea del horizonte siempre te estará esperando para volar por encima de las nubes. Allá donde quieras dirigir tu destino. 

Ahora me esperan unos días más por Helsinki, a la vuelta os cuento todos los detalles. 

¡Os espero!

5 comentarios en “Sueña despierto

Responder a marivi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *