LifestyleStep by Step

Women Talk

Días que marcan. Días de reflexión y de pensar seriamente en el presente y el futuro que nos espera y queremos construir. No tenía pensado escribir sobre hoy, sobre el día de la mujer, pero llevo varias horas husmeando por las redes sociales y la verdad que he visto y leído de todo.

Como todo en la vida, el 8 de marzo está generando multitud de opiniones. Todas y cada una de ellas aceptable siempre y cuando sea desde el respeto y no desde la ignorancia, que también hay mucha. 

Hoy no se para para demostrar a «el mundo» que sin mujeres la cosa no funciona. Porque eso «el mundo» ya lo sabe. No se reivindica este día porque «el mundo» deba cambiar su modelo de educación y su jerarquía en los negocios, porque eso «el mundo» ya lo sabe. No se grita y se demuestra a «el mundo» que luchamos por nosotras mismas porque «el mundo» tiene claro que somos capaces de mover montañas sin ni siquiera proponérnoslo.

Todo esto se hace porque sigue habiendo una parte muy pequeña de este «mundo» que por cobardía y recelo no se atreve a asumir y a aplaudir un presente libre, justo y sin prejuicios. 

Porque a las mujeres, nos gustan los cuentos de princesas, pero también los de dragones. Porque nos gusta sentirnos queridas y protegidas del mismo modo que adoramos y luchamos por quien tenemos al lado. Porque nos gusta que nos respeten igual que respetamos. Y llamadme loca pero también nos gusta tener el salario que merecemos sin importar el género, pasear por la calle sin miedo, vestirnos como decidamos, ser madres o no serlo, disfrutar del sol en pelotas si así el cuerpo nos lo pide y tener claro que no hay ni una sola puerta que se nos cierra por ser mujer.

No dejemos de gritar, no dejemos de pelear; todos, hombres y mujeres, por mejorar la educación. Raíz de todos estos «estúpidos» días que debemos seguir teniendo hasta que «el mundo» por completo deje de ser cobarde. Nos mire a la cara y se sienta orgulloso de la sociedad que finalmente ha logrado. Progresemos, juntos

Grita, salta, vuela, trabaja o para. Me da igual. Hombre o mujer. Pero camina con la cabeza tan alta como puedas. Porque somos guapas y no necesitamos que nadie nos lo repita por la calle, ya lo sabemos. Somos fuertes, valientes, perdidamente emocionales y creativas hasta la médula. 

Encuentra y crece con una persona que te vea así cada día. Que te ayuda a mejorar y a superarte porque te quiere y te valora. Deja de lado a quien no te deja ser tu misma, quien coarta tu felicidad. Porque NO es no aquí y en la China

Sé la mujer que quieras ser. hoy y siempre. Apoyémonos y crezcamos juntas y juntos, porque la lucha de hoy es un futuro sin condiciones. #Befree

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *