Lifestyle

¿Y tú qué opinas?

Se supone que hoy debe ser un día feliz. ¡Qué demonios! Dicen que hoy es el día más feliz del año. Cómo nos gusta poner etiquetas a todo. En cualquier caso; bienvenidos al día internacional de la felicidad. Momento de hacer memoria de cómo nos ha tratado este martes y si no ha sido lo suficientemente bueno con nosotros, escribir una hoja de reclamaciones y mandársela al que se ha propuesto catalogar los días. 

Por si la sociedad no pusiera o nos condicionara ya por sí sola a etiquetar todo. Ahora me encuentro con que hay gente que se dedica a estudiar ciertos fenómenos que hacen que los días sean o no felices. Así de forma globalmente generalizada. Apuesto que para muchos el día internacional de la felicidad se ha traducido en otro día más aburrido en la oficina, otro día más de estudio o un martes cualquiera del calendario.

Las redes sociales se han convertido en la mejor plataforma para dar vidilla a estos fenómenos de exaltación de los días. Pero lo más sorprendente es que en 2012 ni más ni menos fue Naciones Unidas quien aprobó en Asamblea a este 20 de marzo, como el día de la felicidad; para incentivar labores de educación y para reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos. 

Imagino que su objetivo sería instaurar un día como hoy para promover en entornos escolares, laborales y gubernamentales la integración y el estado de bienestar. Sin embargo, por lo que leo, lo que han conseguido es etiquetar otro día más en el calendario para que los comercios lo utilicen como reclamo para promover sus ventas. Incitando al consumidor a pasarse por sus establecimientos porque eso hará que su día sea más pleno.

En países como España todavía este tipo de etiquetas no están tan a la orden del día. Sin embargo en Inglaterra cualquier reclamo es bueno para inundar los pasillos de las tiendas, supermercados, escaparates y centros comerciales de publicidad y de productos que conmemoran estos días. 

El consumismo funciona así. Aquí se pasa de navidad a año nuevo, de ahí a San Valentín, carnaval, el día de la madre, de la mujer, San Patricio, Pascua, el día del padre… y así con todo hasta dar la vuelta y llenar los 365 días del año de magia consumista

Entiendo la publicidad y el poder de los medios. Por eso mismo todo este tipo de propaganda me parece que lo único que consigue es crear una sociedad que no valora sus días por como han sido y que compra productos porque el mundo se los impone sin ningún tipo de criterio.

Sin duda opino que la publicidad es necesaria, pero seamos más creativos y utilicémosla sabiamente. ¡Es terriblemente poderosa! Pensemos por nosotros mismos y celebremos, compremos y disfrutemos las cosas cuando, qué y cómo queramos. Así de fácil. 

6 comentarios en “¿Y tú qué opinas?

  1. Pues si, sabes lo que me he propuesto yo en la vida??? Intentar ir siempre con una sonrisa, y si ésta puede ser compartida con otros es genial. Por lo que todos los días pueden ser fantásticos Hasta Pronto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *